7 funciones clave del marketing

7 funciones clave del área de Marketing en la empresa

El área de marketing de una empresa se encarga de planificar y activar estrategias de promoción y venta de los productos o servicios del negocio con el objetivo de aumentar las ventas.

Esta es la respuesta que un amplio porcentaje de emprendedores y ejecutivos dan cuando se les pregunta sobre las funciones que desempeña el departamento de marketing dentro de una corporación. Y es acertada, pero es incompleta.

El área de marketing es mucho más. Para conseguir su objetivo clave (generar más ingresos) debe llevar a cabo una serie de funciones esenciales. Desde el MBA que se imparte en la Escuela de Negocios de Valladolid tenemos claro que cualquier líder empresarial debería conocer estas responsabilidades para saber qué esperar del departamento de marketing y cómo enfocar mejor los esfuerzos que se destinan.

Así que, si en tu caso, no comprendes a qué se dedican exactamente los profesionales responsables del marketing en un negocio, te recomendamos que continúes con la lectura para encontrar la respuesta.

¿Qué es el Marketing y qué hace?

El marketing se refiere a todas aquellas acciones que una empresa desarrolla e implementa para promover y vender sus ofertas ante su público objetivo.

Por tanto, su finalidad esencial es lograr que los consumidores se interesen por los productos o servicios del negocio, generando conocimiento de marca y atrayendo así clientes potenciales para que se conviertan en ventas.

Para alcanzar este objetivo, el marketing debe ayudar a una empresa a identificar las necesidades y carencias del mercado para satisfacerlas con sus productos y servicios. A partir de ahí, trabaja para definir estrategias que ayuden a demostrar el valor de la oferta, generar confianza en el negocio, crear demanda y persuadir a la audiencia hacia la venta, obteniendo así ganancias que permitan el crecimiento del proyecto.

¿Por qué es importante contar con un área de Marketing para un negocio actual?

Invertir en marketing es absolutamente vital para un negocio actual porque sin esta disciplina es imposible adquirir nuevos clientes y fidelizar a los existentes. La explicación es sencilla: el marketing potencia las ventas y son las ventas las permiten que un proyecto empresarial sea rentable y sostenible en el tiempo.

Esta es la realidad. Sin marketing, una empresa está condenada al fracaso. No debemos olvidar que vivimos en un mundo globalizado y plenamente digitalizado en el que la competencia crece cada día. Para que te hagas una idea, en España se crearon más de 114.000 nuevas empresas en 2023.

Sin desplegar estrategias de marketing, todas estas marcas están condenadas a pasar desapercibidas en el mercado, sin generar notoriedad, visibilidad, compromiso ni reputación. En consecuencia, las ventas serán residuales y estos proyectos corren el riesgo de morir sin incluso haber tenido la posibilidad de testear su producto o servicio.

El marketing es el área capaz de darle la vuelta a esta realidad, ayudando a que una empresa obtenga conocimiento y genere reconocimiento. Por un lado, le ayuda a conocer a su cliente ideal, sus deseos, anhelos y preocupaciones para poder desarrollar y lanzar productos o servicios que les resulten útiles y resuelvan sus problemas.

Por otro lado, el marketing ayuda a que el mercado sea consciente de que esa empresa existe comunicando las ofertas disponibles destinadas a satisfacer sus necesidades.

En definitiva, sin una estrategia de marketing definida, un negocio no sabrá quiénes son sus clientes, no diseñará los productos o servicios adecuados y malgastará recursos tanto en su creación como en su promoción. Por tanto, podemos afirmar que es el marketing el que actúa como catalizador para el crecimiento de cualquier proyecto, impulsando su expansión y creando nuevas oportunidades.

¿Cuáles son las funciones del área de Marketing en la empresa?

Vista la definición de marketing y su importancia para una corporación hoy en día, profundicemos en las funciones y competencias que recaen en el área de Dirección de Marketing de una empresa.

1. Investigación de mercado 

La base del marketing reside en el conocimiento profundo de la audiencia. Antes siquiera de sentarse a diseñar un producto o servicio y, mucho menos, antes de producirlo, la empresa debe preguntarse a quién se dirige y qué quieren los consumidores. Y esta función recae en el área de marketing.

La tarea permite comprender las expectativas del público y la situación del mercado en el que opera. Para ello se busca dos tipos de información. Una de ellas es la relativa a la audiencia: quiénes son, qué necesitan, qué gustos y preferencias tienen, cómo consumen o qué esperan obtener son preguntas que el departamento de marketing responde.

Con estos datos en su mano, el departamento podrá segmentar el mercado en grupos de consumidores y posicionar sus ofertas de tal forma que suplan los problemas específicos de cada segmento.

El otro tipo de información que investigan desde el área de marketing está relacionado con las tendencias del mercado y las estrategias de la competencia: quiénes son los competidores, qué ofertas están llevando al mercado, a qué precios, cómo las están comercializando y a quienes les venden.

2. Posicionamiento de marca

Una vez recopilada esta información, la empresa decidirá cuál será su posicionamiento de marca. Para ello, el área de marketing debe definir la identidad, misión, visión y valores de la empresa, respondiendo cuestiones como: quién es, qué representa, qué dice de sí misma, qué hace y cómo actúa la marca.

Esto ayuda a definir la experiencia que quiere que sus clientes o socios obtengan cuando interactúen con la empresa, así como a mantener la coherencia en todas las comunicaciones respecto a la imagen que se quiere proyectar y la percibida en realidad por el público.

3. Desarrollo de productos

Otra de las funciones del área de marketing es colaborar con el equipo de desarrollo para conceptualizar, diseñar y crear los productos o servicios de la empresa destinados a cubrir un vacío de oferta en el mercado y resolver las necesidades del cliente. Y todo ello debe hacerse basándose en los datos obtenidos previamente durante la fase de investigación competitiva y de la audiencia.

Gracias a esta información, la empresa será capaz de definir cuáles serán las características específicas del producto o servicio para hacerlo único en la mente de los futuros consumidores.

Funciones clave área de Marketing en la empresa

4. Fijación de precios

El área de marketing de la empresa también colabora con la de ventas, finanzas y contabilidad (además de la gerencia) para determinar los precios adecuados de los productos o servicios que comercializan.

La investigación de mercado permite averiguar el precio que establecen los competidores, el nivel de demanda existente y la capacidad adquisitiva de esa demanda, es decir, la cantidad que los clientes podrían pagar por el producto o servicio que se oferta. El objetivo es encontrar un punto de equilibrio entre la percepción de los clientes sobre el valor de un producto o servicio y el coste real de producirlo.

5. Distribución

La logística también está relacionada con el área del marketing de la empresa. Y no, nos referimos al movimiento físico de las mercancías, puesto que esto recae en el departamento de operaciones, sino a la capacidad de identificar los espacios más adecuados en los que vender esos productos o las preferencias de los clientes en cuanto a los métodos de entrega.

El proceso para determinar esos canales de distribución implica comprender a la audiencia, tener claro dónde quieren encontrar la marca para crear expectativas y predecir cuál será la demanda para que la cadena de suministro esté preparada para atenderla. Y todo ese proceso depende del equipo de marketing.

6. Promoción

La promoción es, quizá, la función más conocida del área de marketing dentro de la empresa. Consiste en fomentar el conocimiento de marca a la vez que se educa a la audiencia sobre las ofertas del negocio.

Las estrategias promocionales, que quedan plasmadas en un plan de marketing, pueden combinar diferentes tácticas y canales. Más allá de las relaciones públicas o la aparición en medios tradicionales (radio, prensa y televisión), algunas de las acciones más efectivas en la actualidad son todas aquellas que se engloban bajo el paraguas del marketing digital.

Hablamos de estrategias como el correo electrónico, las redes sociales, el marketing de contenidos, el marketing de influencers, la optimización de sitios web para motores de búsqueda o la publicidad en medios digitales, en la que las empresas españolas ya invirtieron más de 4.978 millones de euros el pasado año, según el estudio de 2024 presentado por IAB Spain.

Además de planificar y ejecutar las tácticas de marketing, el departamento también se responsabiliza de producir y distribuir todos los materiales requeridos para promocionar las ofertas de la empresa, desde los medios digitales hasta medios impresos, sin olvidar el merchandising destinado a obsequios, ferias o eventos empresariales.

En función del tamaño y los recursos de cada empresa, es posible que el departamento se ocupe internamente de toda esta labor o bien subcontrate ciertas tareas. En este último caso, el área de marketing también se ocupa de supervisar el trabajo de estos proveedores externos para asegurarse de que cumplan con las directrices pactadas.

7. Medición y ajuste

Como has visto, las funciones del equipo de marketing de la empresa van más allá de promocionar el negocio. No obstante, aún nos queda por repasar otra de sus responsabilidades que consideramos esencial: la medición de los datos.

Vivimos en la era de la información donde los datos son un activo indispensable y de enorme valor para las organizaciones. Pues bien, una de las funciones más importantes del equipo de marketing es analizar estos datos para extraer información que ayude a tomar decisiones consecuentes y efectivas no solo al propio departamento, sino al resto de áreas del negocio.

Solo a través de la monitorización y el análisis es posible decidir de forma objetiva y realizar los ajustes que sean precisos en las estrategias implementadas. De esta forma, la empresa estará preparada para adaptarse a la constante evolución del mercado y continuar creciendo con paso firme hacia el futuro.